sábado, 19 de abril de 2008


Nadie pertenece a nadie, todo lo que vemos es irreal.
Como agua entre los dedos, se nos escurre la vida.

No hay comentarios:

Archivo del blog