martes, 25 de marzo de 2014

naufragando

Se trata de esconder el alma
terriblemente golpeada
escupe sangre
escupe letras
escupe "no pudo ser"
Escupe
Se rinde
Siempre es la esclavitud ante el olor nauseabundo de adaptación
¡Que pase el civilizado!
Y con muchas náuseas va
Absorbiendo. Va.
Las espinas de la radio
las espinas de algún chiste
las espinas de algún comentario
las espinas de una maldita explicación que parece coherente
pero que no, no. No lo es
las espinas de no soportar la incertidumbre
las espinas del azar que se asfixia
las espinas de una cabeza hecha cubo
las espinas del conocimiento opresor
las espinas de las ideas que crees propias y no son
las espinas de los ecos
las espinas de apurarse
las espinas de no saber escuchar al poema que espera a ser escrito
las espinas del rápido olvido
las espinas de la música sin espíritu
las espinas de descartar lo bello pero no productivo
las espinas de las flores ignoradas
las espinas de unos juegos sin infantes
las espinas de no poder explicar lo que se siente; lo que atormenta y rompe en pedacitos
las espinas de la corrupción
las espinas del mercado
las espinas de algo escrito en una pared
las espinas del golpecito que das con la pierna ansiosa siguiendo al compás del tictac
las espinas de lo vulgar
las espinas del análisis superfluo
las espinas de la naturalización mundana
las espinas de la hipocresía
las espinas de querer guardar esa nostalgia cruda en uno de tus bolsillos
Se van clavando brutalmente las espinas del hombre moderno
Si se logra conservar una esencia va chillando cuando puede
Va respirando de a ratitos como un náufrago que grita por si acaso alguien pasa por ahí,
para salvarlo.

4 comentarios:

Jorge Ampuero dijo...

Naufragamos en el mismo mar que nos escupe a las orillas.

Besos.

Skyline Spirit dijo...

pretty nice blog, following :)

Melanie Zaia dijo...

"Guau" se me ocurre comentar y me quedo sin palabras, me encantó como expresaste todo tan entendiblemente y complejo a la vez.

Ojalá tuviese mas tiempo para pasarme más seguido por acá, un beso grande!

norman dijo...

esto de esconderse.

es muy bueno.

Archivo del blog