miércoles, 15 de agosto de 2012

REFLEXIÓN

Image and video hosting by TinyPic

Hay un punto en el cual no sabes si tu "necesidad" o lo que creés que deseás porque necesitás, es algo tuyo o es algo ajeno, una influencia por lo que ves a tu alrededor, tal vez se desea algo para no sentirse solo en una situación determinada o un entorno, se busca algo, aquello que los demás tienen para sentirse bien con uno mismo; tal vez algunos deseos sean sólo un cable a "tierra" o al contrario, un desvío a los verdaderos problemas, o problemas de raíz que puede tener cualquier individuo. Tal vez los deseos no sean nuestros, sean ajenos pero en nuestra piel, y los tomamos como un mejoralito, para ver si nos sentimos mejor... aunque quizás no haya síntoma, o los síntomas no sean claros. Muchas veces tomamos lo que suponemos que nos hará bien, no pensando en lo que necesitamos. Quizás lo que se necesita es más tiempo para saber qué se quiere, tal vez se quiere permanecer inmutable. Y está bien. Todos tenemos derecho a más tiempo y a la inmutabilidad. Tenemos derecho a tener miedo o a estar satisfechos, o tal vez a no buscar nada, si no tenemos claridad.  Tal vez no se necesita nada en concreto o aquello que buscamos está en la esencia de algo que encontramos accidentalmente; tal vez es todo sólo una ilusión; un truco más para sentirnos bien encajando en un rompecabezas que se arma de personas inseguras buscando cosas de otras personas que tal vez son más inseguras a la vez. Y cómo saber si lo que se quiere realmente se quiere y no es algo que pensamos que necesitamos porque se ve que lo necesitan los demás?.  Escucharnos en este panorama tan intoxicado y contaminado de presiones sociales se hace cada vez más tedioso. Cómo entendernos? Cómo escucharnos entre tanto eco?. No tengo respuestas, aunque sea todavía. Pero una reflexión, siempre es más valiosa que nada. Siempre una reflexión da a infinitas puertas. Siempre una reflexión me hace acordar de escribir. Una reflexión surge de un problema, o mejor dicho, una reflexión es el producto de una preocupación y a la vez esa reflexión desemboca en un escrito; y a veces un escrito es medicina; una solución parcial o un recuerdo más que (esta vez sí de verdad NECESITO) conservar. Una cosa más, que no queda en el olvido. Gracias. No sé a quién, pero gracias.

Image and video hosting by TinyPic Image and video hosting by TinyPic Image and video hosting by TinyPic Image and video hosting by TinyPic Image and video hosting by TinyPic Image and video hosting by TinyPic Image and video hosting by TinyPic Image and video hosting by TinyPic

7 comentarios:

Anacleta Anda en bicicleta dijo...

Hola, es la primera vez que te leo y la verdad que a la que hay que decir gracias es a vos!, me encantó la reflexión y las fotos un sueño, son tuyas? Un saludo!

Miss_Scarlett dijo...

como me gustaría poder viajar allí, es precioso! las fotos geniales como siempre :)

Natcora dijo...

Que belleza de lugar, voy en unos meses :)

Jeny dijo...

Hermosas fotos!

Jeny dijo...

Hermosas fotos!

Jeny dijo...

Hermosas fotos!

Aprendiz de Bruja dijo...

Muy lindo texto, me gustó mucho. Muy profundo y reflexivo. Que geniales las fotos!! Me encantaría viajar a Venecia alguna vez!!
xoxo

Archivo del blog