domingo, 2 de septiembre de 2012

IN THE END, ALL WE REALLY HAVE IS MEMORIES

Image and video hosting by TinyPic Image and video hosting by TinyPic Image and video hosting by TinyPic Image and video hosting by TinyPic Image and video hosting by TinyPic Image and video hosting by TinyPic Image and video hosting by TinyPic Image and video hosting by TinyPic


Más allá de mi idolatría hacia Borges, no estoy de acuerdo con todo lo de Fragmentos de un evangelio apócrifo, lo más cómico de todo es que ni él estaba completamente de acuerdo con todo lo que escribió, una vez que se lo leyeron en una entrevista. Yo no conocía el texto pero después de la entrevista lo busqué, hubo varias cosas que realmente me fascinaron y otras cosas con las que no estuve de acuerdo... pero es increíble como en la entrevista en la que no estaba cien por ciento de acuerdo con sus escritos, pudo reflejar las distintas partes de una persona, porque todos tenemos distintos pequeños "yo" nadándonos por dentro. Siempre juego a pensar como una persona reconocida por ser "mala" y empiezo a analizar todo su contexto; su vida; empiezo a simular en mi cabeza, y me doy cuenta de que nadie tiene la culpa de nada, o todos tenemos la culpa de todo, porque todo se relaciona con todo, como un árbol de millones de raíces que sin una no sería el mismo árbol. Pienso que es así, nadie tiene razón o todos la tienen, una sóla persona somos todos. Me pongo a pensar en una persona en determinado contexto, y le doy la razón; me pongo a pensar fuera de ese contexto sin pensar en las circunstancias de su alrededor, y es fácil a través de la carencia de análisis, poder decir "es un hijo de puta".  Entonces, como diría Borges "7. Feliz el que no insiste en tener razón, porque nadie la tiene o todos la tienen." Me pareció interesante destacar esta reflexión, y algunos puntos que voy a copiar de Fragmentos de un evangelio apócrifo, (sólo copio los que me gustan, con algunos no me sentí identificada):


4. Desdichado el que llora, porque ya tiene el hábito miserable del llanto. 
34. Busca por el agrado de buscar, no por el de encontrar.


4. Cuántas veces lloramos no por la razón del llanto, si no por el hábito, por la costumbre, que nos mantiene encerrados en algo? La costumbre esconde, encierra, siempre en lo conocido. Nunca da respiros, nunca da lugar a reflexiones que se puedan volver problemas. Se toman las cosas por el placer de estar-nos inmutable-s, que no da placer, pero que es sin embargo, más placentero que pensar (a veces) / (nuestros pensamientos nos hacen benditos y desatan la tormenta). La costumbre vive porque no se golpea con nada. Sólo actúa, toma víctimas, las encierra porque en parte quieren encerrarse y porque pensar pesa mucho, pero en la costumbre no existe, no pesa nada, se piensa no "sobre" eso, si no sumergido en ello.

34. Encontrar significa arriesgarse y el que mucho se arriesgó, y pocas respuestas obtuvo, va progresivamente hacia una dura resignación que se cura con la sorpresa de encontrar sin buscar, si es que se encuentra. Deberíamos y tendríamos que tomar como "algo que encontramos" hasta a cosas insignificantes (insignificantes para la vida mundana). Hay que provocar una revolución en uno mismo que ayude a cambiar los significados de las cosas, que nos haga valorar más las esencias. (Ya que las instituciones priorizan los saberes ""eficaces"", en vez del progreso espiritual y el vivir mejor. La culpa es de todos.)

Y por último los últimos dos que más me gustan, y que son tan lindos que no los quiero arruinar con ninguna cosa ajena a Borges:

41. Nada se edifica sobre la piedra, todo sobre la arena, pero nuestro deber es edificar como si fuera piedra la arena…

27. Yo no hablo de venganzas ni de perdones; el olvido es la única venganza y el único perdón.

6 comentarios:

ALA_STRANGE dijo...

no sabia que existia ese texto de Borges, lo voy a buscar. Con razon en el prologo del Libro de evangelios Apocrifos que tengo lo mencionan.

besos

Miss_Scarlett dijo...

me encanta esa última frase, el olvido es la única venganza y el único perdón <3

que envidia de viaje! yo me he quedado en casa este verano :( siempre guapa en las fotos! un besito

Give Everything dijo...

que lindas fotos :)! que andes bien

Jeny dijo...

Hermosas fotos!

Jorge Ampuero dijo...

Creo que la razón absoluta solo la tiene Dios y que nosotros solo poseemos una pizca de verdad y de locura relativas, Borges lo intuía muy bien. Bacanas fotos.

Un abrazo ;-)

Gerardo dijo...

No comparto que el olvido sea el único perdón. Es más, me atrevo a decir que está bastante equivocado con esa aseveración. Admiro mucho tu forma de escribir... Una verdadera rareza (en el buen sentido) de nuestros tiempos, si me preguntás.

Archivo del blog