martes, 19 de marzo de 2013

Extrañar

A veces no sé si agradecer a mi memoria o al pasado. O simplemente no. Porque son (la memoria y el pasado, los recuerdos vivientes, algunos fueguitos) pequeñas torturas o un regalo del universo y de la naturaleza. A veces pienso que, inevitablemente, algún día este presente compuesto de vacío y de pequeñas satisfacciones, va a ser como el pasado que añoro y que a veces detesto tanto. A veces (casi siempre) pienso que, hasta voy a extrañar estos vacíos que hacen que me odie por momentos intensos, porque después de todo, esta soy yo ahora y aunque, de manera ilusa me piense igual que hace cinco años y que crea pensarme y actuar para mí como aquella persona, los cambios se hacen cada vez más inevitables. Y por eso todo es tan doloroso pero también es por eso que el mundo sigue girando; las cosas "funcionando" y dicen que cambios es la clave de la vida; que vida y cambio son sinónimos. Si no preguntale a Buda. (A veces me gusta leer libros que me dejan un poco más convencida de que esto no es tan malo). Pero más allá de mi inseguridad y de lo que añoro pero no puedo sostener; más allá de eso y también muy relacionado, se encuentran la memoria; y un presente. Sé que voy a amar. Y sé que voy a odiar. Tal cual amodio mi presente y amodio mi pasado; (aunque más amo por no tenerlo para vivirlo, por ser un imposible). Pero en fin, voy a amar acordarme de esas tardes en que mi hermana llegaba del colegio. Voy a extrañar a esa quinceañera, así tal cual; tan linda y responsable, a la que me empeñaba en molestar. Voy a extrañar odiarla por obligarme a hacer silencio porque tiene que dormir. Voy a extrañar poder encender las luces cuando trata de dormir. Voy a extrañar las papas fritas de mi abuela. Voy a extrañar su calor; su mirada inocente y sus retos. Voy a extrañar que me digan "sos una chiquilina" o "madurá" porque no sé si me lo van a repetir de nuevo aunque voy a ser igual igualísima; (y si no está en mi naturaleza, lo voy a mantener sólo para que no se vaya todo; para que no se haga tan tortuoso esto de extrañar). Voy a extrañar que me traten como tal. Voy a extrañar escuchar música que no me gusta. Voy a extrañar a papá preguntando qué fue de mi día con sus frases peculiares. Voy a extrañar a mamá siempre tratando de entenderme y eligiendo mostrarme lo positivo de las cosas. Voy a extrañar esto, tal cual como está. Voy a extrañarnos así para mientras tanto estar acostumbrándome inconscientemente a otra pieza de universo. Que luego voy a extrañar también, hasta los huesos y hasta reventar. 

No hay comentarios:

Archivo del blog