sábado, 2 de junio de 2018

Tiempo

El tiempo llena de polvo a unos zapatos que nunca más se pueden lustrar
El tiempo es un libro con anotaciones al margen que ya no sugieren nada nuevo
El tiempo es un animal muerto cuyo cuerpo no puede moverse de la orilla del mar
El tiempo es la pintura degradada de la fachada del más bello lugar
El tiempo es la pierna acalambrada de tanto moverse por la ansiedad de tener que esperar
El tiempo es la nostalgia que inunda el alma cuando se pasa por una esquina que ya no es la misma
El tiempo es el reciclaje de una casa que ya no es la misma casa
El tiempo son las hojas amarillas que caen de los árboles en otoño
El tiempo es lo que tapa a las arterias del corazón
Es lo que impone el olvido voluntario de aquellos días mejores en los cuales la esperanza imponía la sonrisa y la ilusión de que no todo tiempo pasado fue mejor
El tiempo no es aquella sensación de que el presente florece por todo el cuerpo
El tiempo es una sensación de pesadez, de desgano cruel
Una vez dijiste “el tiempo todo lo degrada”
Y tu pesimismo me estrujó las tripas
Porque tenías razón.

1 comentario:

Jorge Curinao dijo...

Hermoso pasar por acá. Saludos.

Archivo del blog